Producción de calor en el cuerpo humano Correo electrónico

El cuerpo humano produce calor de manera constante debido a los procesos bioquímicos que acompañan la formación de tejidos, la conversión de energía y el trabajo muscular, entre otras funciones fisiológicas. Una gran parte de la energía requerida por estas funciones es proporcionada por el consumo y digestión de alimentos.

Se conoce como metabolismo a los procesos encargados de convertir los alimentos en materia viva y en energía útil. Al calor generado por estos procesos se le denomina calor metabólico. Se considera que de toda la energía producida por el cuerpo humano solo se utiliza el 20%, mientras que el 80% restante debe disiparse al ambiente.

La producción global de calor metabólico se deriva tanto del metabolismo basal como del metabolismo muscular. El primero esta relacionado con la energía empleada en las reacciones químicas intracelulares para la realización de las funciones metabólicas esenciales, como la respiración y la digestión. En otras palabras, representa la producción de calor en los procesos automáticos, continuos e inconcientes del cuerpo humano. El metabolismo muscular, por otro lado, se relaciona con la producción de calor en los tejidos musculares mientras se lleva a cabo algún tipo de actividad física.

Las tasas de producción de calor excedente del cuerpo humano se suelen medir mediante la unidad Met, que equivale a 58 watts por metro cuadrado de piel (W/m2). Un Met representa el nivel de actividad de una persona en reposo. Nuestro metabolismo generalmente se reduce al mínimo cuando dormimos, produciendo apenas 0.7 Met, pero puede sobrepasar los 10 Met cuando realizamos actividades físicas muy intensas.

En lugar del Met, en algunos ámbitos se emplean tasas de producción de calor en watts por persona (W/persona), parámetro basado en un hombre adulto promedio con una superficie de piel de 1.8 m2. En ese caso, para representar las variaciones en la producción de calor de acuerdo a la constitución física de las personas se suele utilizar otro parámetro, denominado factor metabólico. Un factor metabólico de 1.00 corresponde al promedio indicado líneas arriba, es decir, un hombre adulto cuya piel tiene una superficie de 1.80 m2. Para una mujer promedio se suele asumir un factor metabólico de 0.85, mientras que para un niño promedio generalmente se considera un factor metabólico de 0.75.

La producción de calor del cuerpo humano varía fundamentalmente debido a sus índices de metabolismo basal y a las actividades que realiza (metabolismo muscular). En la siguiente tabla se muestran las tasas de calor excedente para algunas actividades típicas, en watts por metro cuadrado de piel, Met y watts por persona:

Tasas de calor metabólico

Estas tasas de generación de calor no solo son útiles para evaluar los requerimientos de confort de las personas, de acuerdo a las actividades que realizan, sino también para estimar el calor que dichas personas aportan al espacio en que se encuentran. Por ello se suelen emplear en la simulación térmica de edificios.

 

Derechos reservados. Prohibida la reproducción total o parcial.
Safe Creative #1011047759683

 

Sol-Tierra

Clima

Confort

Análisis térmico

Sistemas pasivos

Noticias recientes

Casa en P. de H.

Conoce uno de nuestros proyectos más recientes. La casa en Puerta de Hierro ha sido diseñada de acuerdo a diversos criterios de optimización térmica y energética.

Leer más...

Consultoría

Desarrollar edificios de elevado desempeño térmico y energético ya no es tan difícil. Para ello podemos colaborar contigo a través de nuestro servicio de consultoría.

Leer más...

CFD con DesignBuilder

Descubre el nuevo módulo de simulación CFD de DesignBuilder. Con el podrás desarrollar análisis detallados de ventilación y distribución de temperaturas.

Leer más...

| www.sol-arq-com | Sol-arq: Soluciones arquitectónicas sustentables | Derechos reservados |